Sexo

Sexo en globo!

El embarazo es una etapa  que no es solo de las mujeres, hace parte de la vida en pareja. Y ante una prueba positiva, lo primero es visitar al médico y realizar los exámenes y ecografías pertinentes que determinen si el embarazo es normal o de alto riesgo.

La pregunta #sinrecato es: Qué pasa con el apetito sexual durante el embarazo? En la mayoría de los casos está ligado a las molestias del primer trimestre del embarazo: náuseas, mareos, vómitos, somnolencia, cambios de humor, entre otros. Y si  estos síntomas están más acentuados el deseo será menor.

En el segundo trimestre, el líbido vuelve a su normalidad y ya han desaparecido ‘las maluqueras’ del primer trimestre.  

Y en el tercer trimestre, el deseo sexual disminuye por el aumento de peso y el tamaño del vientre que no le permite dormir cómodamente. Aumentan los movimientos de el feto, en simultánea con las ganas de orinar por la presión de la vejiga.

Riesgos durante el embarazo

Algunas parejas se abstienen de tener relaciones sexuales y no por falta de deseo o porque el sexo sea contraindicado, sino más bien por algunos tabúes. Por ejemplo: El pene va a ‘dañar’ al feto. Falso. El feto además de estar protegido por el abdomen de la madre y los músculos del útero, el líquido del saco amniótico también lo protege.

Hay casos específicos que no se deben tener relaciones sexuales durante el embarazo de acuerdo con el doctor Jacobo Palma Brugés como son: Sangrado vaginales o dolores o contracciones por causas conocidas, abortos espontáneos o partos prematuros, embarazos gemelares, fuertes y dolorosas contracciones uterinas tras una penetración.

Y cualquier otra razón que el médico considere riesgosa para el embarazo. Incluso cualquier actividad que provoque excitación sexual y/o orgasmo,  es mejor consultar con el ginecólogo ante cualquier duda.

Tampoco es aconsejable tener relaciones sexuales tras una amniocentesis, análisis de una muestra del líquido amniótico para descartar ciertos defectos en el feto.

Las posiciones sexuales recomendadas

La comunicación de la pareja es lo más importante porque esta es una etapa de adaptación y de cambios. Por lo tanto, deben explorar posturas que les proporcione comodidad a la embarazada que en este momento se siente como si llevara un gran globo. La clave es disfrutar el momento y entender que el embarazo son 9 meses y siempre hay tiempo para compartir en pareja.

Son posiciones más adecuadas las de costado o aquellas en las que la embarazada está sentada arriba de la pareja.

La posición del misionero desde el cuarto mes del embarazo no es aconsejable para evitar el peso del cuerpo de la pareja sobre el vientre.

Finalmente, un consejo #sinrecato: Si sospecha que su pareja tiene ‘otras parejas sexuales’ es obligatorio el uso de preservativos porque el feto puede contagiarse de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), como el HIV, herpes, verrugas genitales o clamidias.

Si se usan lubricantes, asegurarse que sean hidrosolubles porque algunos contienen químicos que le harían daño para el feto.

También puede haber contagio de ETS al practicar sexo oral o anal.

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer cambia y en cada etapa se adapta. Por eso los hombres deben ser bastante pacientes y prudentes. Porque como dice la canción: “Nada dura para siempre”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares