Estilo de vida

Pingüinos en la cama

La pasión es como la llama de una vela que a la menor corriente de aire se apaga. Si no quiere que esto pase, oiga consejos y no deje que su vida sexual se convierta en el Polo Sur:

  • La Rutina: Tener sexo el mismo día, a la misma hora, en el mismo lugar, la misma posición, no es lo ideal. Es como hacerlo por llenar un requisito y no porque de verdad lo deseas. De novios todo es novedoso, pero de casados es muy diferente y ahí es donde debemos ser mas arriesgados. Salir de la zona de confort, irse solos de fin de semana, ir a un motel… Explorar.
  • El preámbulo: El calentamiento no debe ser solo en el área de juegos; cama, sala, cocina, etc. Puede empezar hasta sin tocarse, una llamada inesperada o un mensaje sexy.
  • Los sentidos: Todos son importantes. Los hombres son más visuales, las mujeres más auditivas. Pero a todos nos gusta el perfume natural de la piel, una ropa interior llamativa. Sea delicado en ese tema, Si no se siente cómodo con sus olores, por favor báñense juntos y asunto resuelto.

Un reciente estudio realizado por la Universidad de Rochester en Nueva York dice que: “Tanto hombres como mujeres, en especial ellas, dijeron sentirse mas apasionadas cuando sus parejas las hacían sentirse especiales en formas no sexuales”.

Sencillo. Sácala, llévala al cine, cómprale un ramo de flores… Se vale todo. Velas, música romántica, sabanas rojas, disfraces, comida de mar. Encienda la mecha de la pasión y entienda que el mayor afrodisíaco esta en su cabeza y no en medio de sus piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *