Cultura,  Sexo

A buen entendedor


El español es un idioma hermoso y complejo. La semana pasada publiqué en mi cuenta de Twitter un post que me pareció acertado, a propósito de su día. Decía: ‘Puntita: Ref. Palabra atrevida que significa hasta el fondo y sin compasión’, a lo que un tuitero mexicano respondió: Este es un cuento viejo jajaja o albur?. Y es absolutamente cierto.

El albur se define como un recurso de picardía mexicana cargado de connotaciones sexuales sumamente agresivas, pero divertidas. O también de la no muy común palabra sicalipsis que quiere decir «picardía o malicia referente a temas sexuales».

Por algo dicen que las palabras no son mal dichas, sino mal interpretadas. Cuando se habla del pene, por ejemplo se dice: Tiene el chorizo grande, Mira ese trozo, O que paquete. La vagina se asemeja más a un rico pan, o a una panocha (una variedad de pan dulce), o una arepa. Cuando se trata de practicar sexo oral en el hombre se dice que la mujer va a tocar el clarinete o la trompeta; y si es para la mujer: el hombre está bajando al pozo.

Cuando sales con alguien y no es nada formal: Se dice que tienes “un cuento”. Cuando tienes sexo, te están dando “huevo”, o te están “clavando” o te van a dar “tubo” Los testículos son “huevos” por eso dicen que los cobardes no los tienen. Pero un hombre de testículos grandes no siempre es un “huevón” se llama “potroso”

El roce de los genitales, se dice “dar brocha” y cuando eyaculas “te vienes”.

Así que si tienes un cuento que no te da huevo a lo mejor es que no le sabes tocar bien el clarinete y por eso no ha querido bajar al pozo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *